Aumento de las resistencias bacterianas.

 

Las bacterias están ganando la batalla.

La Organización Mundial de la Salud advierte que es más arriesgado acudir a un hospital que volar en avión, cada año mueren millones de personas por errores médicos o infecciones nosocomiales, estas infecciones afectan anualmente a más de seis millones de pacientes y por  desgracia cada vez son más las bacterias que desarrollan resistencias a los antibióticos.

 Cada vez son más microorganismos que resisten a los antibióticos y lo malo de esto es que apenas se producen nuevos fármacos al mercado, este es uno de los grandes problemas de salud pública porque no se encara esto como se debe, las instituciones se centran en otras patologías o en otros fenómenos médicos y somos pocos consientes que la resistencia de las bacterias mata. Ahora mismo hay bacterias muy resistentes  a la mayoría de los antibióticos o prácticamente a todos, pero no son muchas, una de las soluciones es utilizar antibióticos antiguos, que se habían descartados por tóxicos, estos eran descartados en su tiempo pero ahora no hay más remedio que utilizarlo, es mejor intoxicar al paciente antes de se muera.

Todas las bacterias que se conocen que producen enfermedad tienen patógenos importantes, que se son resistentes a casi todos los antibióticos, como los patógenos nosocomiales, la salmonella, la E. Coli, tuberculosis, entre otras terminan haciéndose resistentes, la mayoría de los genes resistentes a los antibióticos están en la naturaleza, lo que se hace mediante el uso de los antibióticos, es no generar resistencias sino seleccionar resistencias, muchos genes resistentes ya están en el ambiente.

La bacteria produce antibióticos, se defienden de esos antibióticos con algunos mecanismos  y al utilizar esos mismos antibióticos en un hospital, ese gen se selecciona y se concentra en los mismos lugares donde se son más resistentes a los antibióticos. Hay unas plataformas genéticas denominadas integrones en la que se acumulan estos genes resistentes y utilizan estas plataformas como ensamblaje aleatorios de genes de resistencias y la combinación de genes de resistencia exitosa es la que finalmente se selecciona y aparecen estos integrones  en los hospitales y sobreviven en ese medio.

Muchos mecanismos de resistencia se acumulan en una sola plataforma genética, que resistente a un antibiótico, normalmente a la bacteria le cuesta un costo energético a esta  resistencia, el estar produciendo constantemente una enzima que destruye a la penicilina,  si la penicilina está allí la bacteria se selecciona y sobrevive en presencia de ella y cuando el paciente sale del hospital y la penicilina no está en el ambiente, el producir constantemente esta enzima a la bacteria le produce un coste biológico y con el tiempo pierden estos mecanismos.

Estos genes de resistencia se transfieren de unas bacterias a otras, incluso bacterias de distintos tipos, especies, distintos géneros y distintos filas, por ejemplo de bacterias Gram positivas a Gram negativas, las bacterias pueden mutar su ADN o captar ADN de otras, fenómeno denominado conjugación, del medio ambiente, denominado transformación y a través de un fago, es decir por medio de un virus que inyecta ADN de otra bacteria, el flujo de genes entre bacterias es altísimo por lo tanto las combinaciones de distintos géneros es alta y por lo tanto van apareciendo bacterias nuevas con genes de resistencia como el brote del E. coli alemán y las bacterias llevan con estos mecanismos millones de años y nos pueden ganar la batalla porque no se está luchando de forma correcta.

Un ejemplo de lo anterior es que casi todas las epidemias violentas en la actualidad, como el brote mortal de E.coli este año en Alemania, contienen restos del ADN de la bacteria responsable de la terrible plaga de hace más de 600 años. La «peste negra» una pandemia devastadora que se desató hacia 1348, y que en cinco años terminó con entre un tercio y la mitad de la población europea de la época. El brote fue provocado por una variante de la bacteria Yersinia pestis.


Bacteria salmonella muy resistente a los antibióticos.

Se ha detectado una bacteria salmonella muy resistente a los antibióticos, la misma presenta un mecanismo que ya había sido encontrado en otros microorganismos no patógenos y es un fenómeno preocupante, el aumento de las resistencias bacterianas. La bacteria de la salmonella es un clon con un mecanismo de resistencia desconocido, estos microorganismos pueden causar enfermedades, básicamente hay un tipo de salmonella que producen diarreas y vómitos y a veces puede convertirse en sistémica o que afectan a todo el cuerpo, puede ser invasiva, es decir son especies que invaden al ser humano y que puede ser dañina, en este caso atraviesa la barrera gastrointestinal y puede producir un septicemia y también hay otro tipo de salmonella denominada typhi que produce la fiebre tifoidea.

El mecanismo de resistencia de esta bacteria fue detectado en otros microorganismos no patógenos, como la bacteria protomirabilis que tenía un gen de resistencia RmtC y que las hace resistentes a los aminoglucósidos, que son una familia de antibióticos bactericidas, este tipo de gen aparece ahora en bacterias patógenas, un clon que lo ha incorporado en el cromosoma y se está multiplicando y diseminando.

Las bacterias resistentes a los fármacos son preocupantes ya que se hace poco para evitarlo, pues no se desarrollan nuevos fármacos o se utilizan los conocidos en forma imprudente, en los cuales están incluidos los antibióticos.

Se están estudiando vacunas  anti factores de virulencia, que en lugar de matar a las bacterias, frenan la capacidad patogénica  de las bacterias o se podría desarrollar fármacos que impidan la transferencia horizontal o la conjugación entre dos bacterias. 

Todavía existen antibióticos que son eficaces contra la salmonella pero con el tiempo pueden ir desarrollando resistencia  a estos fármacos y esto es preocupante y combatir a estas bacterias no es fácil, pues cuando en un hospital se detectan estas bacterias resistentes a antibióticos es tarde. El descubrimiento de los antibióticos ha creado un medio para combatir a las bacterias y a las enfermedades infecciosas pero 70 años después el método es inservible, se corre el riesgo de quedarnos sin estos fármacos y es un problema de salud pública número uno y no se desarrollan moléculas nuevas y las bacterias comparten entre ellas estos genes que las hacen resistentes.

El proceso de transferencia de resistencias de unas bacterias a otras se denomina transferencia horizontal de genes, las bacterias puede lograrlo por contacto directo o pueden adquirir los genes presentes en el medio ambiente, una bacteria cuando muere libera su ADN que luego puede ser captada por otras bacterias, estas formas o mecanismos se denominan transformación, conjugación y esto hace que las bacterias puedan evolucionar en una forma muy rápida porque puedan lugar a una progenie con los genes propios y con los captados en forma externa.

conjugacion


 Eduardo Ghershman, 13.10.2011

 

contador de visitas
contador de visitas